Ubicada en el centro histórico de Tarifa, esta casita se mimetiza a la perfección con su entorno, rebosa encanto hasta en el último rincón. Con un ambiente fresco, relajado y acogedor, que evoca al mediterráneo, esta casa ha sido diseñada para ser vivida. Los responsables de este encantador e impecable trabajo, el estudio VIVE.

FOTOGRAFÍAS: VIVE ESTUDIO