Estilo moderno y personal con detalles originales de la vivienda

Una de las premisas más importantes y que más se repite cuando hablamos de reformas integrales de viviendas antiguas es mantener la esencia original, y es que el encanto de lo antiguo tiene un no sé qué, que qué sé yo especial y único que es imposible imitar o replicar, por mucho que se intente nunca se logrará esa sensación que se tiene con lo auténtico.

En esta vivienda, de 1937 y ubicada en el Ensanche Valenciano, también ha sido la premisa principal de la reforma, además de dotarla de personalidad y modernidad. Porque una cosa no quita la otra, lo antiguo y lo moderno pueden convivir cómodamente  y complementarse a la perfección, como bien se puede ver.

Se ha conservado la altura, parte de las molduras originales del techo y el suelo de mosaico Nolla, restaurando pieza a pieza, que podemos ver en la zona de la cocina.

El pavimento restante de la vivienda, en madera natural en forma de espiga, aporta un toque cálido y acogedor.

En la zona de día, la cocina abierta, el salón y el comedor, forman un gran espacio cómodo, amplio y extra luminoso, tanto por contar con una gran luz natural como por las tonalidades utilizadas en todo el espacio, que la potencian.

PROYECTO: Destudio   FOTOGRAFÍA:  BACON STUDIO