Decoración paredes: 16 ideas muy inspiradoras

Cuadros, pintura, fotografías, espejos, vinilos… Las posibilidades que tenemos para decorar las paredes son muchas, tantas que puede llegar a ser un poco abrumador, pero escoger una opción realmente no es complicado. Nos debemos dejar guiar por el estilo decorativo de la estancia y por nuestros gustos. En base a esto podemos buscar inspiración, seleccionar las ideas que más nos gusten y coger prestada la ganadora.

Si estás pensando en cómo decorar una pared de tu casa continúa leyendo, te hemos preparado una selección de ideas muy inspiradoras, que conseguirán que esa pared quede bonita, bonita!

UNA COMPOSICIÓN CON CUADROS

Es un clásico, sencillo y relativamente económico. Basta con elegir los marcos y unas láminas o fotografías personales. Podemos hacer una composición con marcos de diferentes estilos y tamaños, o podemos poner los marcos todos iguales, colocados de forma ordenada.

Esta opción permite cambiar fácilmente las láminas o fotografías, lo que conseguirá dar un aire nuevo a la estancia de manera rápida y sencilla.

UN CUADRO DE GRAN TAMAÑO

También podemos optar por colocar un único cuadro que destaque por su tamaño, se convertirá en el foco de atención.

A TODO COLOR

La pintura por sí sola también decora. Podemos destacar una pared con un color llamativo, dándole personalidad y protagonismo.

ESPEJOS

Los espejos favorecen la amplitud y la luminosidad, y son otro de los clásicos. Decorar con espejos es muy fácil gracias a la gran oferta que hay, por lo que es fácil encontrar el o los que más se adaptarán a nuestra decoración. Podemos colocar un único gran espejo, varios más pequeños o incluso, llegar a forrar una pared. Ésta última opción, con espejos de efecto vintage desgastados y con molduras de madera, logra un efecto muy elegante y lleno de personalidad.

CON PAPEL PINTADO

Hay papeles pintados muy decorativos. Si lo escoges con un bonito estampado la pared no necesitará nada más.

UNA BALDA DE MADERA

Las baldas nos permiten decorar con cuadros sin apenas hacer agujeros en la pared, además de facilitar el cambio de decoración de la manera más fácil posible.

PANELES DECORATIVOS

Los paneles decorativos son tendencia. Revestimientos en 3D, paneles de madera, azulejos cerámicos… Son perfectos para dar personalidad al espacio y aportar textura a las paredes.

UNA PARED DE LADRILLO

Las paredes revestidas de ladrillo aportan un cierto aire industrial al espacio y si bien la mejor opción es que sean los originales de la vivienda, hoy en día podemos encontrar paneles de ladrillo que los imitan a la perfección, hasta tal punto que es difícil diferenciar si son de verdad o no. Su colocación es muy fácil y rápida, por lo que en muy poco tiempo podemos tener lista la pared donde los coloquemos.

MOLDURAS

Es otra tendencia que ha llegado pisando fuerte. Las molduras en las paredes se están convirtiendo en las reinas de Instagram, encajan a la perfección en la mayoría de estilos decorativos, desde los más clásicos a los más contemporáneos.

SIMPLEMENTE MARCOS

Hay molduras de marcos tan bonitas que no necesitan más. ¿Qué te parece decorar la pared únicamente con esas molduras? Haz una composición de diferentes tamaños y coloca algunas más pequeñas en el interior de las más grandes, el resultado, así de bonito.

ESTANTERÍAS LIGERAS

Son perfectas para decorar sin colapsar el espacio. Nos serán muy útiles para colocar los complementos decorativos que más nos gusten o para exhibir nuestros objetos más personales.

BANDEJAS Y PLATOS DE FIBRAS

Esta es una opción perfecta para un estilo natural y mediterráneo, o con cierto aire rústico. Las fibras aportan calidez al espacio y colocadas en la pared aportan mucho encanto.

UN MURAL

Los murales, a diferencia del papel pintado, no repiten el motivo, son piezas que unidas crean un gran dibujo de pared a pared. Es una opción que aporta mucha personalidad al espacio.

UN TENDEDERO MUY ESPECIAL

Colocar nuestras fotos favoritas en la pared no puede ser más fácil con este sistema, únicamente necesitamos una cuerda y pinzas pequeñas. Basta con fijar a la pared los extremos de la cuerda con unas chinchetas. Es una opción que nos permite cambiar las fotos tantas veces como queramos ya que únicamente tendremos que imprimirlas.

UN VINILO

Un mapamundi, la frase que más te guste … hay infinidad de motivos que puedes poner en la pared gracias a los vinilos adhesivos.

UN DIBUJO PINTADO A MANO

A diferencia de los murales impresos en papel, esta opción es todavía más artística si cabe, se trata de pintar directamente sobre la pared, a mano alzada. Son dibujos que convierten las paredes en verdaderas obras de arte.